SENTIA C/ Amadeo Arias 28 - 1ºA (Entreplanta) -- Valladolid 983 082416 645 642058 Contacto@SentiaValladolid.es Facebook - Centro Sentia Valladolid
INFORMACION

¿POR QUÉ TRABAJAR LA MODIFICACIÓN DE CONDUCTA?

Los comportamientos disruptivos en la infancia han de tratarse a tiempo para evitar que se incrementen en la adolescencia, dando lugar a otro tipo de trastornos, los cuales implican una mayor complejidad en su manejo y tratamiento.

Para ello, existen técnicas y estrategias de modificación de conducta que, utilizadas con habilidad, por padres y terapeutas permiten corregir estos comportamientos desadaptativos y disminuir el malestar emocional derivado de los mismos, que afecta por igual tanto al niño como a su entorno familiar.

En la adolescencia, modificar conductas implica el uso de estrategias de corte cognitivo-conductual, ya que en esta etapa evolutiva, la adquisición del pensamiento formal permite una intervención cognitiva, orientada a que el adolescente adquiera recursos de autocontrol.

¿QUÉ ES LA TERAPIA COGNITIVO-CONDUCTUAL?

La TERAPIA COGNITIVO CONDUCTUAL con niños y adolescentes supone una importante contribución al tratamiento de una amplia variedad de problemas emocionales y conductuales. Fundamentalmente la TCC constituye un enfoque práctico, centrado en la adquisición de habilidades con objeto de aprender otras formas alternativas de pensar y actuar.

El objetivo general de este tipo de terapia es aumentar la conciencia y el conocimiento de sí mismo, y facilitar una mayor comprensión en relación a lo que pensamos, lo que sentimos y como actuamos en función de nuestras emociones y cogniciones. Todo ello permite mejorar el autocontrol de la conducta mediante el desarrollo de nuevas habilidades cognitivas.

La TCC incluye educación afectiva o emocional, que tiene por objeto aprender a identificar las emociones y los cambios fisiológicos asociados a ellas con el objeto de facilitar una mayor conciencia respecto a la forma personal que tiene el niño y el adolescente de manifestar dichas emociones.

¿EN QUÉ CONSISTE LA MEDIACIÓN FAMILIAR?

Principalmente se utiliza en familias con hijos adolescentes. La mediación familiar permite facilitar el dialogo y fomentar la búsqueda de soluciones a los conflictos. Requerirá el esfuerzo y participación del joven y su familia.

El proceso de mediación tiene como objetivos:

o Reestablecer el equilibrio familiar.

o Disminuir la conflictividad.

o Mejorar la convivencia.

o Favorecer vínculos afectivos.

o Aprender a negociar/ceder.

o Propiciar la escucha activa.

 

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Mas información